Bienvenido a Bombarda!, donde una nueva generacion de magos lucha por aquello que considera justo. Conectate y forma parte de nuestra aventura.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» # Sistema de duelos.
Vie Abr 11, 2014 6:41 pm por Albus P. Dumbledore

» Looking For You } Nuevo Directorio
Miér Dic 11, 2013 5:03 am por Invitado

» The Dark Ages (foro de Harry Potter) *normal*
Miér Nov 27, 2013 5:30 pm por Invitado

» Beyond Hogwarts {Afiliación Elite}
Dom Oct 27, 2013 2:02 pm por Invitado

» Mapa del Merodeador [Cambio de botón, élite]
Vie Oct 25, 2013 2:50 pm por Invitado

» Wingardium L.
Dom Sep 01, 2013 1:50 pm por Invitado

» You Just Have To Survive { +18 } ∞ Normal
Mar Ago 27, 2013 8:23 pm por Invitado

» Embrujo de camelot ( elite)
Miér Ago 14, 2013 11:04 am por Invitado

» Manhattan University [Cambio de botón]
Miér Ago 07, 2013 11:10 am por Invitado












Hermione Granger
MP - PERFIL

Amelia Morrison
MP - PERFIL

Sebastian Moore
MP - PERFIL



¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Miér Mayo 01, 2013 5:36 pm.




















El diseño de este foro esta creado por Bel, incluido las imágenes e incluso el skin. La trama del foro, los pj y todo lo relacionado a su desarrollo fue realizado por "inserte nombre" . Este es un foro basado en la saga Harry Potter por lo tanto la idea original pertenece a J.K Rowling.
NO COPIES, SE ORIGINAL.



The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Ir abajo

The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Mensaje por Severus Snape el Dom Jun 02, 2013 8:02 pm

La mañana del día siguiente Severus se había despertado puntual para descubrir a Sarah dormitando a su lado. La doctora se revolvía entre las sábanas y se apretujaba más a él cuando Severus intentaba salir de la cama. Quizás si no hubiera sido un día lectivo se habría dejado llevar por los abrazos y las caricias rompiendo su promesa, pero tenía una clase a primera hora. El profesor caminó desnudo por la habitación bajo la somnolienta mirada de Sarah, que observaba detenidamente desde la cama como se tensaba su trasero cuando se metió en el baño. Salió con el pelo mojado y una toalla en la cintura, pero no tardó en cubrir su cuerpo con su indumentaria habitual para después secarse el pelo con un movimiento de varita.

-Si sales ahora te verán... -dijo abrochándose los gemelos de las mangas-. Es mejor que esperes media hora a que empiece el desayuno en el Gran Comedor. En teoría nadie debería estar paseando por este pasillo.

Días después Severus aún le daba vueltas a aquella noche y a lo que le había dicho al día siguiente. ¿Demasiado seco? ¿Demasiado severo? No sabía muy bien como lidiar con lo que había pasado, solo quería que Sarah saliera de allí sin que nadie la viera e imaginarse que nada había ocurrido... pero en el fondo no dejaba de imaginársela todas las noches con las piernas abiertas dispuesta a que hiciera con ella lo que se le pasase por la mente. Sin duda había sido una semana larga y dura. Cada encuentro con Sarah era doloroso y empleaba todas sus energías en mostrarse distante y silencioso, y podía notar que la doctora estaba resentida y dolida... Pero mejor eso que envuelta en sus asuntos de mortífago y muerta al final. ¿Qué futuro tenían? Ninguno.

Días después un Sábado, Severus salió al jardín con la esperanza de que el aire fresco y el sol del mediodía le despejasen la cabeza. A veces incluso él se hartaba de estar encerrado en esas oscuras y húmedas mazmorras. Cuando vio a Sarah al salir de detrás de un seto pensó en volver al castillo, pero la acompañaba un hombre, y eso llamó su atención. Severus volvió a ocultarse tras el seto y los observó en silencio como charlaban y se sonreían. Era el profesor Emeric Goddard un hombre joven y atractivo, sustituto de la profesora de Runas. Tendría la edad de Sarah.

La pareja desapareció adentrándose en el laberinto, y Severus, desconfiando de las intenciones de Emeric, les siguió como una sombra a una distancia prudencial; guiándose por sus voces para no perderse entre los altos setos. Le guiaba algo que no entendía muy bien, ¿celos? ¿Por qué tenía celos de aquel hombre si era él quien le había dicho a Sarah que no quería saber nada más del tema? Cuando Sarah y el profesor llegaron a una zona en la que el pasillo se anchaba para dejar hueco a un banco de piedra, Severus se detuvo para no hacer notar su presencia. El profesor de DCAO observó entre las espesas ramas de los setos como Emeric se humedecía las labios. El profesor de Runas invadió el espacio personal de Sarah y le susurró algo que Severus no llegó a escuchar para segundos después besarle el esbelto cuello, el mismo suave y perfecto cuello que él había mordido y besado unos días antes impregnándose de su esencia. Severus sintió como se le revolvía el estómago cuando Emeric tuvo la desfachatez de lanzarse sobre la sonrojada y húmeda boca de Sarah. Aquello era suficiente.

-¡Profesor Goddard! -su grave voz precedió a su aparición con varios minutos de antelación. Severus salió de detrás del seto como si acabase de llegar y se hizo el sorprendido al verles en aquella posición tan comprometida-. Hay un alumno esperándole en su despacho... ¿Interrumpo algo? En fin... Le he visto entrar en el jardín y he pensado en avisarle. El crío está empeñado en no moverse de ahí, dice que tiene una tutoría con usted, pero probablemente se haya confundido de día... Aunque quizá debería ir antes de que le salgan telarañas.

Severus no miró a Sarah en ningún momento, aunque podía sentir su mirada clavada en él.
avatar
Severus Snape
» Profesor/a
» Profesor/a

Mensajes : 46
Galeones : 19328
Fecha de inscripción : 17/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Mensaje por Dra. Sarah Hollander el Dom Jun 02, 2013 9:31 pm

Desde aquella despedida, ellos dos no se habian dirigido la palabra, se habian ignorado y cuando se encontraban se daban media vuelta y se iban por otro camino. Todos no se dieron cuenta de ese comportamiento, solo un hombre en especial, Dumbledore. Él estaba fijandose en ellos dos durante algun tiempo y su comportamiento tan esquivo solo podia significar dos cosas; 'Que ellos dos no hubieran congeniado( nadie congeniaba con Severus) o porque habia pasado algo que no deberia haber pasado. Dumbledore hablaria con ellos dos antes o despues pero prefirió que como adultos solucionaran el asunto por ellos mismos

Para Sarah habia sido doloroso, pero ella ya lo sabia. Asi fué como lo quiso y aceptó todo lo que tenia que venir; Distancia, indiferencia y silencio. Actuar como si ellos dos no se conocieran en absoluto. Dos perfectos desconocidos. Nadie sabia que Severus y Sarah compartieron una noche de placer puro y que unieron tan profundamente sus cuerpos que ella aún podia sentirlo dentro. Recuerdos que debian de quedarse ahi, en su mente y olvidarlos. Porque ella tambien queria olvidarlo, intentar olvidarlo asi que aceptó un encuentro con el profesor sustituto de runas, el señor Emeric Goddard. Alto, atractivo, ojos verdes, pelo castaño, sonrisa cautivadora. Para aquella mañana eligió un sencillo vestido negro, ceñido a su talle y tan corto que se descubrian sus largas piernas contorneadas, morbidas, sugerentes. Las sostenian unos altos tacones, comodos para Sarah, pero para otras mujeres una tortura. El escote era bastante consierable ya que se podia ver la union de los dos pechos, bancos, redondos y cremosos. Emeric estaba babeando y no podia evitarlo. En cambio Sarah no se dió cuenta de su mirada sucia y intensa. Ni siquiera tampoco se dió cuenta de que Snape los estaba siguiendo. Snape...para ella debia de ser un recuerdo dulce y placentero, NADA mas.

Cuando ellos dos llegaron a una parte del laberinto donde habia una fuente de marmol con un pequeño unicornio alzado en sus dos patas traseras. Se sentaron en un banco frente a aquella preciosidad de fuente. Sarah cruzó una de sus largas piernas y miró a Emeric en silencio, escuchandole, viendo como humedecia sus labios. Se acercó a su oido y le susurró una cochinada, Sarah entrecerró los ojos y quiso matarlo alli mismo. Se levantó del banco cuando se atrevió a besarlo- "¿¿¿Pero como se atreve?!!". Preguntó con voz alzada empujando al profesor en el pecho hasta hacerlo caer al suelo de piedra. La presencia de Snape y su voz hizo dirigir sus ojos hacia donde procedia. Todo su cuerpo se tensó, sus manos se transformaron en puños y miro al profesor de DCAO, él no la estaba mirando, que novedad.

'Tengo, tengo que irme'- Su voz tartamudeaba avergonzado por la mirada del profesor, por el empujón de Sarah que le habia hecho algo de dolor en el hombro. Se levantó del suelo. 'Gracias, gracias pro-profesor Snape por avisarme respecto al estudiante'- Se marchó corriendo de alli casi haciendose sus necesidades encima.


Sarah y Snape se quedaron a solas. Los ojos de ella estaban clavado en los de Snape."No has interrumpido nada. Pero tampoco no voy a darte explicaciones de lo que hago. Esa mañana cuando te fuiste ya me lo dejaste claro y no te culpo porque ambos lo decidimos asi "- Sarah se disponia a marcharse- "Me voy antes de que alguien nos vea y asi romper tu perfecta reputación de ser un capullo y menos que te vean como yo"- Ella se dirigió a la salida del laberinto separandose de él.
avatar
Dra. Sarah Hollander
» Enfermera de Hogwarts

Mensajes : 42
Galeones : 19334
Fecha de inscripción : 17/04/2013
Edad : 50
Localización : Hogwarts

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Mensaje por Severus Snape el Lun Jun 03, 2013 6:28 pm

Una mano grande y fuerte rodeó el brazo de Sarah por encima del codo y la retuvo antes de que pudiera adentrarse de nuevo entre los altos setos. Al otro lado de aquella mano Severus la miraba con sus oscuros y penetrantes ojos negros. Su cara no mostraba ningún tipo de emoción.

-No me interesa su vida privada -volvió a mentir acercándose a ella sin soltarla, mirándola con una ceja alzada desde arriba como si intentase intimidarla-. No me importa con quién se acuestes o se deje de acostar, no se confunda. Si he venido siguiéndoos ha sido con la única y verdadera intención de avisarle de algo que le incumbía. Lo que haga en tu tiempo libro no me importa lo más mínimo, doctora Hollander...

Los ojos del profesor se perdieron por el escote de la doctora así como por sus interminables piernas. Había caído por primera vez en la cuenta del vestido que Sarah llevaba, el cual no podía mostrar más piel sin que fuera exhibicionismo. Por un momento sintió que algo se apoderaba de él incitándole a subirle las falda y a meterse entre sus piernas, pero se contuvo.

-Pero a mi si que me ha parecido ver que interrumpía algo... Los dos solos en los jardines... Ese vestido... -Severus tocó la tela de la cintura de la doctora-. ¿Está usted segura de que solo era un paseo? Me ha parecido ver como Goddard le mordía el cuello -Severus levantó la mano y tomó la barbilla de la doctora entre sus fuertes dedos para obligarla a girar la cara y dejar su cuello expuesto. Tenía una pequeña marca roja que comenzaba a desvanecerse. El profesor se encontró deseando que hubieran sido sus dientes los que hubiesen dejado aquella marca-. Hum... Efectivamente. No la culpo, es un hombre joven y atractivo, no hay que ser muy avispado para darse cuenta de que hasta sus alumnas suspiran por él. Va derrochando carisma... Pero es un cabeza hueca, se ve a la legua. Podría hacerlo mucho mejor, doctora.

El profesor observó detenidamente la piel del cuello de Sarah, y solo una brisa fuerte consiguió sacarle del trance. Cuando volvió a la realidad soltó la barbilla de la doctora, aunque mantuvo la mano, semicubierta por las ajustadas mangas de su túnica negra, a escasos centímetros de su rostro antes de retirarla. La tensión que había entre ambos era tan visible que podía cortarse con un cuchillo.

-Ah, por cierto. Se dejó esto en mi cámara... -dijo sacando un tanga de uno de sus bolsillos. Severus lo enarboló delante suyo sujetándolo únicamente por una de las tiras, y cuando Sarah fue a cogerlo, el profesor lo agarró con fuerza para que tuviera que tirar un poco más antes de que se le escapase deslizándose entre los dedos-. La próxima vez sea más cuidadosa.

"¿La próxima vez?", su subconsciente había hablado por él. Severus esperaba que la doctora no se hubiera dado cuenta de aquel detalle.
avatar
Severus Snape
» Profesor/a
» Profesor/a

Mensajes : 46
Galeones : 19328
Fecha de inscripción : 17/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Mensaje por Dra. Sarah Hollander el Lun Jun 03, 2013 6:57 pm

Ella se enfrentó a él cuando la cogió del brazo y la obligó a volverse para mirarlo cara a cara. Su rostro se endureció cada vez que oia mas sus palabras que eran dañinas y que cada una se clavaba mas en lo mas hondo-"Tranquilo, tranquilo profesor Snape, porque iba yo a pensar eso si el asunto entre nosotros quedó mas que claro aquella noche?"- Ella se soltó de su agarre con fuerza sin importarle el dolor que tenia en el brazo. "Lo mismo puedo decirle de usted. No me importa nada de lo que puede hacer o de la casas de fulanas las cuales pueda visitar ya que le ha cogido el gusto, cierto?" - Sarah guió sus propios ojos hacia donde él dirigia los suyos, hacia su escote, hacia su cuerpo. Severus parecia deborarla y ella se sintió como si fuera un trozo de carne. Retrocedió dos pasos para alejarse lo mas posible de él, queria salir de alli cuanto antes, las razones eran dos.La primera, porque le dolia de la manera como la estaba tratando y la segunda, ella no era un espectaculo para su vision.

"No ha interrumpido nada. Ese muchacho es un cretino como la mayoria de los hombres". Sarah se apartó de nuevo cuando sus dedos tocaron la tela de su vestido- "No se toca, recuerde, yo no soy nada para usted, no soy de su propiedad. Tal como usted ha dicho no le interesa mi vida privida"-Pero parecia que él no escuchaba a la hora de cogerle ahora de la barbilla. Sarah cerró los ojos y los sentia húmedos. Pareció que el tiempo se detuvo y ella chillaba dentro de si queriendo escapar. "Él señor Goddard por lo menos no tiene miedo a iniciar una relación o lo que podrian decir de él respecto a nosotros. Encara todo lo que le dicen o todo lo que le pueden decir sin miedo".

Apartó su mano de la barbilla de un manotazo y lo que colmó la gota el vaso fué cuando él sacó de los bolsillos una prenda de su ropa interior. Sarah sintió como se formaba dentro de ella una ira que iba a terminar por explotar y lo hizo dandole un bofetón en toda su mejilla derecha que le hizo girar la cara. Se oyó un 'Slappppp!', Sarah cogió el tanga de sus manos, sus ojos eran frios y sus pupilas estaban dilatadas- "La proxima vez?! La proxima vez compartela con una zorra ya que estas acostumbrado a tratarlas como tu lo estas haciendo conmigo!"- Pasó por su lado, acelerando el paso, corriendo por los pasillos del laberinto encantado de Hogarts
avatar
Dra. Sarah Hollander
» Enfermera de Hogwarts

Mensajes : 42
Galeones : 19334
Fecha de inscripción : 17/04/2013
Edad : 50
Localización : Hogwarts

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Mensaje por Severus Snape el Lun Jun 03, 2013 8:51 pm

Severus cerró los ojos mientras sentía como la mejilla comenzaba a arderle por el golpe. Se lo había merecido, de eso no tenía dudas. De hecho llevaba toda la semana comportándose como un estúpido, como cuando era un adolescente. En sus días de estudiante había hecho exactamente lo mismo con Lily. Siempre se las arreglaba para tratar como una mierda a todas aquellas personas que parecían interesarse por él.

-Hollander... -dijo, pero cuando abrió los ojos ella ya se había ido.

Severus chascó la lengua y salió en su búsqueda, perdiéndose entre los arbustos y dando vueltas por el intrincado laberinto seguido de su larga toga negra.

-¡Doctora! -la llamó, pero nadie parecía contestar. Severus continuó caminando hasta que dio con algo. Por un momento pensó que podía ser un alumno, así que se detuvo, pero cuando se volvió y vio la cara de Sarah se aventuró a dar un par de pasos más-. Espere, no se vaya. Sarah...

Severus no la había llamado por su nombres desde la noche que pasaron juntos, así que aquello sonó extraño hasta en sus oídos. Por su expresión facial se le veía verdaderamente arrepentido, pero aún así no apartaba la mirada de sus ojos, era un hombre intenso...

-Me he comportado como un capullo como ha dicho. Siento mucho haberle hablado así, no tengo derecho alguno para decirle lo que le he dicho ni para tratarla como he hecho. Se que ya es tarde, pero quería disculparme por haberla intimidado de esa manera.

El plan del asesinato de Albus, el tener que cuidar de Draco y de Harry, el dolor de la marca de su antebrazo... Severus no había conseguido conciliar el sueño desde que había comenzado el curso y el estrés le estaba volviendo más irritable de lo normal... Le hacía comportarse de manera extraña y brusca... Sus alumnos ya lo notaban en sus clases. Pero aquello no podía contárselo a ella.

-Tiene todo el derecho a decir lo que me ha dicho... Aunque no es cierto. No estoy interesado en el sexo de esa manera, no busco la compañía de mujeres de la calle y nunca lo he hecho. Y aún lo deseo menos desde que nos acostamos. Si le soy sincero le he hablado así porque no puedo dejar de pensar en usted... Si le he ignorado todos estos días y he sido brusco como usted es porque he intentado alejarla de mi -confesó desde la distancia con la cara compungida, como si estuviera sintiendo un dolor tremendo-. No soy capaz de lidiar con algo así.

avatar
Severus Snape
» Profesor/a
» Profesor/a

Mensajes : 46
Galeones : 19328
Fecha de inscripción : 17/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Mensaje por Dra. Sarah Hollander el Miér Jun 05, 2013 10:16 pm

Ella no se paró y ni siquiera lo miró cuando oyó como la llamaba pidiendole que se detuviera. Incluso apresuró el paso por los pasillos estrechos de aquel laberinto que parecia que no tenia final, no tenia salida. "Olvidate de mi!". Le decia casi corriendo perdiendose de vista pero él era muy rapido y parecia saber de memoria todos aquellos tramos que podrian tener o no salida. Pero el destino quiso que se encontraran, asi que cuando ellos dos iban a doblar una difurcación, él a la derecha y ella a la izquierda de tal manera que se toparon uno con el otro.

Sarah retrocedió, él era mucho mas alto que ella, imponente y aquellas ropas que él llevaba lo hacían mucho mas. Miró los botones, deciseis botones que comenzaban desde el cuello de la levita hasta el final. Tuvo tantos deseos de desprender uno por uno y desnudarlo lentamente, disfrutar de su calor de nuevo, de su cuerpo que parecia estar amoldado al suyo. Pensamientos que no debia de tener y que debia desechar cuanto antes, antes de que se hiciera daño de nuevo.

Apartó sus ojos de los suyos que parecian que quemaban con toda su fuerza, tan intenso que a ella la hizo estremecer. Él parecia arrepentido de como la habia tratado pero lo que no habia esperado era oir aquellas palabras que salieron de su boca una detras de otra. "Si, ha sido un capullo, no, un cabron que cree que puede jugar con lo sentimientos de los demas". Ella lo miró de manera hiriente. Sarah le dió la espalda- "Quiero salir de este lugar?! Me estoy agobiando!". Estaba teniendo un pequeño ataque de claustrofobia, su enfermedad a los sitios cerrados y de no poder respirar a pleno pulmon la agobiaban. Él no sabia aquello... y mas se agobió cuando oyó; 'No puedo dejar de pensar en usted....he intentado alejarla e mi...no soy capaz de lidiar con algo asi'. Sarah respirando de manera agitada se sentó en uno de los bancos de marmol blanco. "No me hagas esto, Severus no. No jueges conmigo por favor. Sabes perfectamente lo que siento! No jueges con mis sentimientos! Acaso eres tan cruel para hacerlo!". Sus ojos estaban vidriosos. Se llevó una mano a su pecho para intentar palpar su pulso, su corazon estaba latiendo a cien pulsaciones por minuto. Miró hacia todos los lados, estaba anocheciendo, la luz era mucho mejor y los setos parecian comerla, estar cada vez mas cerca de ella. "Por favor, Severus. Sacame de aqui, por favor!". Lo miró a los ojos, por fin una mirada sincera, sin rencor y llena de sentimientos hacía el hombre que para ella lo era todo.
avatar
Dra. Sarah Hollander
» Enfermera de Hogwarts

Mensajes : 42
Galeones : 19334
Fecha de inscripción : 17/04/2013
Edad : 50
Localización : Hogwarts

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Mensaje por Severus Snape el Lun Jun 24, 2013 11:11 am

Severus miró a la Doctora sin saber muy bien que estaba pasando, a sus ojos parecía sentirse mal, como si estuviera enferma. Tan pronto como ella habló comenzó a entender lo que sucedía. Había sido un estúpido diciéndole eso, atacándola para después confesar que quizás si que le movían los celos.

-Siento haber "jugado" contigo -dijo, deseando que el vuelo hubiera pasado desapercibido-. No puedo negar el haberlo hecho. Mi ignorancia me ha llevado a comportarme de manera egoísta... Te aseguro que no volverá a suceder.

La doctora parecía estar dejando de poder respirar con normalidad, necesitaba salir de ahí, alejarse de él, y Snape no la culpaba.

-Estás sudando... -señaló el profesor, frunciendo el ceño preocupado y levantando una mano para tocar el sudor de su sien. El ver que Sarah se tomaba el pulso, Severus bajó la mano a su cuello para hacer lo mismo. Al sentir el corazón de la doctora latir con tanta fuerza y tan rápido se cuenta de lo mal que se encontraba. Temía que se desmayara.

-Tranquila, te voy a sacar de aquí. Agárrate con fuerza.

El profesor, dejándose llevar por la culpa, tomó a la doctora por la cintura y la apretó contra él. De repente se convirtieron en una mancha oscura que salió de entre los setos y voló hasta la orilla del lago, donde volvieron a convertirse en cuerpos tangibles. Severus no había utilizado sus poderes de aparición, dado que dentro de Hogwarts era imposible aparecerse debido a la influencia de los encantamientos de Flitwick, y sin embargo ahí estaban... Cualquiera que los hubiera visto habría dicho que estaban volando.

Cuando la neblina oscura que los rodeaba volvió a convertirse en su túnica, Severus se separó de Sarah haciendo crujir la gravilla y la arena bajo sus zapatos, arrepintiéndose de haber utilizado un arte que Voldemort le había enseñado. Estaba seguro de que aquello levantaría sospechas en Sarah, y él se veía incapaz de contestar a ninguna de sus preguntas.

-Discúlpame -el profesor miró a un lado y a otro horrorizado por lo que sus sentimientos le habían llevado a hacer-. No debes contarle esto a nadie.
avatar
Severus Snape
» Profesor/a
» Profesor/a

Mensajes : 46
Galeones : 19328
Fecha de inscripción : 17/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Prince and the Lionheart (Con Sarah Hollander)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.