Bienvenido a Bombarda!, donde una nueva generacion de magos lucha por aquello que considera justo. Conectate y forma parte de nuestra aventura.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» # Sistema de duelos.
Vie Abr 11, 2014 6:41 pm por Albus P. Dumbledore

» Looking For You } Nuevo Directorio
Miér Dic 11, 2013 5:03 am por Invitado

» The Dark Ages (foro de Harry Potter) *normal*
Miér Nov 27, 2013 5:30 pm por Invitado

» Beyond Hogwarts {Afiliación Elite}
Dom Oct 27, 2013 2:02 pm por Invitado

» Mapa del Merodeador [Cambio de botón, élite]
Vie Oct 25, 2013 2:50 pm por Invitado

» Wingardium L.
Dom Sep 01, 2013 1:50 pm por Invitado

» You Just Have To Survive { +18 } ∞ Normal
Mar Ago 27, 2013 8:23 pm por Invitado

» Embrujo de camelot ( elite)
Miér Ago 14, 2013 11:04 am por Invitado

» Manhattan University [Cambio de botón]
Miér Ago 07, 2013 11:10 am por Invitado












Hermione Granger
MP - PERFIL

Amelia Morrison
MP - PERFIL

Sebastian Moore
MP - PERFIL



¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Miér Mayo 01, 2013 5:36 pm.




















El diseño de este foro esta creado por Bel, incluido las imágenes e incluso el skin. La trama del foro, los pj y todo lo relacionado a su desarrollo fue realizado por "inserte nombre" . Este es un foro basado en la saga Harry Potter por lo tanto la idea original pertenece a J.K Rowling.
NO COPIES, SE ORIGINAL.



Dark morning#Yemen Yeatts

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dark morning#Yemen Yeatts

Mensaje por Susan A. Bones* el Miér Abr 17, 2013 6:44 pm

Se despertó sobresaltada, aferrada a las sábanas y con las lágrimas cayéndole por las mejillas. Cómo odiaba las pesadillas, cómo odiaba lo recurrentes que se habían vuelto, lo repetitivas que también eran. ¿Cuántas veces estaba obligada a escuchar morir a su tía en su sueños? La pesadilla era siempre la misma, ella corría al llamado de sus gritos, corría, corría y corría. Corría a través de todos los lugares que conocía y algunos que jamás había visto. Corría aturdida por las súplicas, los llamados de auxilios. Se apuraba siempre más y corría cada vez más rápido, pero siempre era tarde, era tarde para salvar a tía Amy. Cuando la desesperación era absoluta, no había lugar dónde correr, la puerta no podía abrirse, entonces debía golpear hasta romperla, hasta sacarla de sus goznes. Desde allí, la pesadilla podía variar, ya que, ella,o se despertaba, o se encontraba con un esqueleto, uno que llevaba un monóculo, tal cual su tía.

Se aferró a las sábanas, como un muerto se aferraría a la vida, clavando las uñas en la tela, apretando los dientes para no dejar escapar el grito de terror. Respiró varias veces y limpió el sudo frío en su frente, secando su mano en el pijama, que estaba empapado. Cerró los ojos hasta que los lugares y los gritos volvieron a ser parte del sueño, hasta que no había más que la realidad en la cual vivía. Asombrada por la poca luz que entraba por las bajas ventanas, miró el despertador sobre su mesa de luz, eran las cinco de la mañana, con algo de suerte podría encontrar el desayuno ya servido en el Gran Comedor. Se levantó, temblando, con una sensación sucia en el estómago y con la garganta raspándole. El esqueleto con el monóculo, los gritos que le penetraban en la cabeza y seguían sonando, como música de fondo, como un recordatorio de que volverían esa noche para matar a alguien más. Tomó fuerza de quién sabe dónde para no largarlo, para dejar todo dentro, para que las cosas dejaran de moverse en su interior.

No podía seguir en la habitación, así que optó por lavarse y ponerse su uniforme, bajaría a desayunar, si no, iría hasta las cocinas. La ducha fue lo más reconfortante hasta el momento, el agua pareció limpiarla, dejó el mareo atrás y logró confundir el ruido con el incesante caer de gotas. Salió de la Sala Común de Hufflepuff sin hacer ningún ruido, ni siquiera despertó a ninguna de sus compañeras. Arrepintiéndose luego, ya que odiaba desayunar sola y, aunque enfadada, seguramente Hannah le habría acompañado. Por la cercanía llegó con rapidez al Gran Comedor, que cómo en parte esperaba, estaba cerrado. Ni los profesores debían de estar despiertos aun y, de estarlo, no habían bajado aun. Sólo le quedó a Sue una opción, ir a las cocinas, tenía demasiada hambre como para esperar una hora hasta que se abrieran las puertas para ir a tomar el desayuno a horario.

Con paso decidido se encaminó hacia las cocinas. Si había algo que todos los Hufflepuff sabían era dónde estas se ubicaban, ya que pasaban frente a ella todos los días, una y otra vez había visto a chicos de las diferentes casas salir de allí cargados de cosas. Susan rascó la pera al cuadro y entró con una sonrisa, todos los elfos la conocían y se le fueron encima al instante, aunque eso hacían con todos— Es aun muy temprano señorita Bones —chilló uno, justo a sus pies—. ¡Aun así podemos darle algo del desayuno que estamos preparando! —exclamó Cliodne, una elfina que ella conocía bien, ya quien solía "atenderle" en sus escapadas a las cocinas— Se os agradecería mucho —sonrió. Cliodne sonrió y señaló hacia donde no veía por la mar de elfos que tenía enfrente—. Siéntese con el señorito Yeatts —mostró. Entonces Susan pudo ver que había alguien más allí, un chico moreno y enorme de Gryffindor estaba sentado allí, Sue se puso roja al instante podía recordarlo de alguna clase y, de pronto, sentía una vergüenza tremenda de estar allí— Buenos días —saludó, cuando las criaturas se corrieron de su vista. ¿Qué hacía alguien tan temprano allí?


Off: Sé que fue hace mucho, pero estuve con fiebre y me molestaba la compu :/ Aquí está el tema, chico del cyber (; (?
avatar
Susan A. Bones*
» Hufflepuff
» Hufflepuff

Mensajes : 20
Galeones : 17459
Fecha de inscripción : 11/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.